ability to shape

El estado pone el foco en los aplazamientos de autónomos y sociedades

Índice

Los autónomos y las pymes que soliciten el aplazamiento de deuda por impago de impuestos en un futuro cercano lo van a tener más complicado que hasta el momento.

Tal y como se venía anunciando el gobierno ha aprobado hoy mismo, mediante Consejo de Ministros,  el endurecimiento del régimen de aplazamientos para el contribuyente y afectará a trabajadores por cuenta propia y pymes que se vean apurados a la hora de realizar el pago de impuestos, especialmente en el IVA.

Los detalles sobre el venidero endurecimiento del sistema de aplazamientos de deuda con Hacienda  están aún por determinar. Todo apunta a que se promulgará mediante Real Decreto y que su puesta en marcha será a partir de la publicación en Boletín Oficial del Estado (BOE) con fecha indeterminada.

El actual sistema de aplazamientos de deuda tiene unos costes financieros fijados en los Presupuestos Generales del Estado que son los más bajos desde 1973 y que han facilitado este régimen de aplazamientos actual que pretende ser modificado para, según fuentes ministeriales, evitar que se constituya como un sistema de financiación para empresas.

La crisis económica hizo un flaco favor a los bolsillos de los contribuyentes, en especial trabajadores por cuenta propia y sociedades que se vieron obligados a solicitar aplazamientos y se cuadriplicaron entre 2007  y 2013. Además, en este sentido, desde el 2011 y hasta el pasado año Hacienda concedió aplazamientos a pymes y autónomos por un valor de más de 30.000 millones de euros.

En la actualidad, los aplazamientos de empresas en suspensión de pagos dejan conforme a estimaciones ministeriales una deuda no resuelta de más de 10.000 millones de euros.