ability to shape

LA SUCESIÓN Y EL RELEVO GENERACIONAL EN LA EMPRESA FAMILIAR

Índice

Según el Instituto de Empresa Familiar ( http://www.iefamiliar.com/ ), hay 1,1 millones de empresas familiares en España, el 89% del total. La mayoría de pymes no tienen planificada su sucesión, y esperan al fallecimiento del dueño para que se produzca.

De esa cifra, más de la mitad no tiene ningún plan definido para dar este paso, sólo el 27% confía en que será a través de la herencia, un 6% lo hará en vida mediante una donación, un 3% lo tiene pactado y otro 3% piensa que no merece la pena dejar la continuidad de la familia y venderá sus acciones a terceros.

La sucesión es la desventaja más importante frente a las empresas no familiares. Si ésta no se lleva a cabo y no la programamos con la adecuada antelación puede llevar al deterioro del patrimonio, a la decadencia de los márgenes y la productividad y, con el tiempo, al cese de su actividad.

A menudo las familias tienen muchos conflictos, y estos conflictos se trasladan a sus empresas, incluso se ven incrementados, es decir, añade un componente extra emocional a las relaciones laborales y con proveedores y clientes.

La clave para evitarlo es la introducción de medidas que reduzcan esta problemática; para ello deberíamos de transitar  de “una empresa familiar a una familia empresarial”, donde los miembros que se van incorporando asimilen que serán accionistas y por tanto se les pueda pedir responsabilidades, al igual que puedan recibir dividendos.

La herramienta fundamental para llevar a cabo la sucesión es el protocolo familiar. Necesitamos regular todos aquellos puntos que pudieran provocar conflictos entre sus miembros, en el que se incluyen los objetivos de la empresa, así como las reglas internas  de funcionamiento.

También es un instrumento para que se establezca unas prioridades y esto genere comportamientos profesionales y dé incentivos a posibles sucesores para tomar caminos que se consideran mejores dentro de la empresa, como exigirle unos estudios o una experiencia laboral a los miembros que entran.

Sin embargo, el aspecto fundamental es hacerlo con tiempo, sin limitaciones a poner encima de la mesa todo lo esencial y teniendo en cuenta que en el reparto del poder lo ideal es dejarlo en manos de los mejor preparados, evitando repartirlo como si fuera una propiedad material. La parte material del negocio es compartible proporcionalmente, no ocurre lo mismo con la responsabilidad, con el poder de decisión, con las ideas y con la capacidad de gestionar relaciones.

En Creacy consultores trabajamos con empresas valencianas la figura del relevo generacional desde la perspectiva orgánica, protegiendo lo importante para crear un futuro más estable y creando un marco para que las relaciones familiares no sean un lastre para el desarrollo del negocio.

Más información en https://www.creacy.net/consultoria/relevo-generacional/